• El dispositivo de la Corporación insular para luchar contra el fuego en la campaña contra incendios de este 2023 está integrado por 218 efectivos e incorpora una Brigada Cernícalo equipada con drones.

Las Palmas de Gran Canaria, 24 de mayo de 2023.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, pidió hoy a la ciudadanía que extreme las precauciones ante una temporada de fuegos forestales que se avecina, en el acto de la presentación de la campaña contra incendios que pone en marcha este año la Corporación insular, con los objetivos de prevenir y combatir los riesgos, y luchar contra los conatos y los siniestros que se produzcan en la Isla, y que cuenta con un dispositivo integrado por 218 efectivos.

El presidente Morales, que compareció junto a la consejera de Medio Ambiente, Inés Jiménez, y al director técnico de Emergencias de la Corporación, Federico Grillo, subrayó que los incendios forestales constituyen la principal amenaza para los montes, tanto por las cuantiosas pérdidas de superficie forestal que pueden originar, con la consiguiente merma de valores ambientales, recreativos y productivos que llevan aparejados, como por los daños que ocasionan de modo inmediato en las personas y los bienes.

“Además, cada vez es más evidente el impacto que la crisis climática está teniendo en territorios aislados como el nuestro. La continuidad de la sequía, de las olas de calor y de calima son fenómenos que se alargan y empeoran nuestra situación, con el riesgo de enfrentarnos a incendios de quinta generación, que son capaces de generar sus propias condiciones climáticas dentro en su interior, situándolos fuera de la capacidad de extinción”, mantuvo. “Nos tememos que las alertas por altas temperaturas se van a reiterar y, aunque en ocasiones no tengan el efecto anunciado, no debemos bajar la guardia. Ante el fuego, cualquier medida prevención es válida”, sentenció.

En este escenario, aseguró que “lo más importante es la concienciación, la prudencia y la colaboración de los hombres y mujeres de la Isla. Y ese objetivo también lo estamos consiguiendo y cada vez hay una mayor sensibilización”, afirmó. “De hecho, estamos celebrando el Mes de la Prevención, que iniciamos con el acto del Día Internacional del Bombero Forestal, y estamos recorriendo los pueblos de Gran Canaria, para que desde los colegios a las entidades sociales escuchen el mensaje y las recomendaciones para evitar los incendios”.

Y es que, como concretó, la práctica totalidad de los incendios se debe a causas humanas, ya sean fuegos provocados o por imprudencias. Por ello, insistió en que, durante el período de máximo riesgo, están prohibidas las quemas agrícolas, hay que agudizar las precauciones en el uso de maquinaria que causa chispas y es preciso tener mucho cuidado en las áreas recreativas, donde se debe respetar escrupulosamente todas las indicaciones relativas al fuego. Además, recordó que precisamente estos meses de mayo y junio son la época en la que es necesario limpiar de vegetación los entornos de las viviendas, para evitar la propagación de las llamas, en caso de incendio.

En este contexto, hizo hincapié en que la campaña de este 2023 se enfrenta a las complicaciones que entraña un invierno pasado con escasas lluvias y que encadena varios años secos, y también aseguró que, desde los grandes incendios de 2019, el Cabildo ha mantenido la vigilancia y la rápida intervención en los conatos, lo que ha evitado que la Isla sufra nuevamente estos siniestros, a lo que se suma la mejora de los equipamientos de prevención e intervención de los agentes de Medio Ambiente por tierra y aire, que disponen desde 2022 del servicio permanente de un helicóptero que se refuerza durante la campaña.

A este respecto, Morales ensalzó el papel fundamental que han desempeñado los operativos de extinción, tanto del Cabildo como de los municipios, de la Comunidad Autónoma y de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que trabajan en estrecha coordinación. “La preparación y la constancia del personal, junto a la sensibilidad de nuestra sociedad, son los factores principales que han evitado las dolorosas imágenes que todavía recordamos”, sostuvo.

En este sentido, puso en valor el trabajo preventivo de las quemas controladas y el esfuerzo de las y los agricultores, que hacen realidad el ‘paisaje mosaico’ que sirve de freno a los incendios, junto a la labor que realizan los pastores de la Isla, en una experiencia pionera. “Los incendios tienen una causa socioeconómica, además de ambiental. Encuentran en la realidad las mejores condiciones para su desarrollo, por lo que tenemos que recuperar usos tradicionales y aumentar el papel y la presencia de nuestro sector primario, ya que el pastoreo, la agricultura y la ganadería son la mejor manera de avanzar hacia un paisaje mosaico y prevenir incendios”, atestiguó.

Uno de los dispositivos contra incendios mejor preparado de España.

El primer mandatario de la Isla calificó el operativo contra incendios del Cabildo de Gran Canaria como “uno de los dispositivos mejor preparado de España”, que, además, cuenta con “la colaboración extraordinaria” de los voluntarios de las agrupaciones locales de Protección Civil, las y los policías municipales y el personal del Consejo insular de Aguas, entre otros muchos.

Expuso que está integrado por 218 efectivos, de los que 137 son personal fijo y 81 son personal contratado para la campaña. Un operativo que incluye las unidades Presa, las brigadas terrestres ‘Bravo’, los agentes de Medio Ambiente, los bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria, los técnicos del Centro de Coordinación Operativa Insular de Gran Canaria (Cecopin), los vigilantes, las patrullas, y los encargados y el personal de logística.

“Se trata de un dispositivo con una gran experiencia, con reconocimiento más allá de nuestras fronteras, lo que representa un extraordinario valor de seguridad. De hecho, son muchos los profesionales de otras comunidades que vienen a formarse con ellos a Gran Canaria, debido a sus conocimientos y experiencias”, declaró. En este sentido, el director del operativo, Federico Grillo, explicó que “Tuvimos 26 conatos en 2022 y se comprobó la efectividad y coordinación de estos recursos, con actuaciones rápidas y bien organizadas casi a diario, que, afortunadamente, sirvieron para atajarlos a tiempo y evitar que se produjeran grandes incendios”, expuso con relación al año pasado, que fue el primero en el que no hubo que lamentar incendios, considerados como tales aquellos que sobrepasan una hectárea de superficie quemada.

El presidente insular explicó que la campaña contra incendios se despliega ente el 12 de junio y el 30 de octubre, y que se divide en varios períodos, de acuerdo al nivel de peligro que presentan. En concreto, entre el 12 de junio y el 1 de julio se extiende la primera etapa de ‘riesgo medio’. A partir de ese 1 de julio se inicia la de ‘alto riesgo’, que se alarga hasta el 30 de septiembre, cuanto comienza la segunda época de ‘riesgo medio’, que permanece hasta el 30 de octubre.

Como principales características de la campaña 2023, citó que se mantiene el operativo de dos helicópteros, con base en Artenara, de los que uno actúa todo el año y el otro, seis meses, desde 1 de junio hasta el 1 de diciembre. “Un servicio que mantiene su actividad sin sobresaltos, ya que el contrato plurianual nos garantiza su presencia continua, y que ha demostrado su efectividad en las intervenciones que realizan y cuyo éxito se comprueba por la falta de incendios en los últimos años”, destacó.

Con respecto a las brigadas forestales, indicó que continúan las 10 brigadas terrestres, los seis equipos Presa y las cinco patrullas, desde el 15 de marzo al 31 de diciembre, y que cuentan con 12 nuevos vehículos ‘pick-up’ totalmente equipados. También se consolida la Bricer o ‘Brigada Cernícalos’, especializada en trabajar en incendios con drones, lo que representa un salto cualitativo importante en la lucha contra los incendios.

En el ámbito del personal, remarcó que el Cabildo ha finalizado el proceso selectivo de las listas de reserva, lo que le permite disponer con agilidad de personas para cubrir los puestos de capataz, operario, conductores de vehículos especiales y encargados. Además, se ha consolidado el refuerzo del Cecopin, con la incorporación el año pasado de cuatro gestores, tres técnicos y operarios de vigilancia. Y se cuenta, igualmente, con el programa ‘Alertagran’ para la detección y el combate de los incendios, cuya eficacia está sobradamente comprobada.

Por último, anunció que, en breve, se entregarán a los servicios de Protección Civil de la Isla, 21 vehículos todoterreno ligeros y vestuario de incendios forestales, cuya adquisición se materializará en los próximos días, en la Mesa de Contratación de la Corporación insular, por un importe de licitación de casi cuatro millones de euros.